La fotografía como arte subalterno

La fotografía surge a finales del siglo XIX, catalogada como una técnica menor, como un mero oficio ante los cánones de la época en los que la pintura y la escultura eran consideradas como la forma aceptada de hacer arte.

Es así que los padres de la fotografía como Daguerre, Niepce o Nadar desarrollaron esta maravillosa técnica de manera subalterna y en grupos que iban en contra de la Academia. Durante sus carreras, apoyaron el uso de la fotografía en el sentido artístico y como una nueva forma innovadora de representar la realidad.

Gaspard-Félix Tournachon, más conocido como Nadar, pretendía obtener rédito comercial de las fotografías que tomaba, mostrar la realidad a través de el nuevo dispositivo era su mayor satisfacción. Fue criticado por fervientes defensores de la pintura como única forma de expresión realmente artística y admirado por los más vanguardistas, tal es así que pintores como Manet se apoyaron en este recurso para elaborar después sus pinturas y retratos. Las producciones fotográficas de Nadar eran muy importantes y se involucraba de lleno con quien solicitaba sus servicios. Retrató a grandes personalidades de la época como por ejemplo al poeta Charles Baudelarde. Al mismo fotógrafo se deben las primeras fotografías aéreas de la historia en el año 1856 realizadas con una cámara desde un globo aerostático.

Nadar organizo una exposición de pintura y fotografía en su estudio. A partir de ese día, los artistas subalternos entablaron amistades y se originaron los movimientos artísticos contemporáneos. Ellos defendían lo que rompía con el gusto imperante en el ámbito artístico. Organizados, promovían exposiciones en galerías que ya no formaban parte de la Academia donde estos artistas “rechazados” podían dar a conocer sus trabajos.

Años más tarde, en 1884 George Estman revoluciona esta práctica de taller de artesanos con la introducción de la película fotográfica en rollos, producida en serie. Fue así cuando la fotografía se convirtió en una de las más prometedoras industrias de la época. Con la llegada de la cámara automática Kodak un simple slogan, “Usted apriete el botón, nosotros hacemos el resto” puso a la fotografía al alcance de millones de personas en todo el mundo.

———

Nota de Rita Cha para Punctum Photos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario